Impresiones sobre una expresión (contemplación fuera del domingo)

 

56d1c46f49635 (1)

Una cosa tiene de buena las opiniones tan contrastantes que se suscitaron en nuestro país a raíz del encuentro del presidente Mauricio Macri con el Papa Francisco. Digo, una cosa buena, porque creo que hubo muchas expresiones que no hacen bien ni al que las tiene que escuchar ni al que las dice. Hablo de insultos, burlas irrespetuosas, muestras de desprecio… que un disenso respetuoso no necesita para mostrarse en desacuerdo con alguien.

 

La cosa buena es que se puede “ver” un proceso, un dinamismo que está presente en la manera de dialogar (o de no dialogar sino de gritarnos unos a otros nuestras ideas y sentimientos) que tenemos los argentinos, quizás desde siempre, pero que ahora se amplifican por los medios.

Este proceso, digo, es importante tratar de verlo, porque suele quedar tapado, luego que un tema se agota, para renacer, fresquito, dinamizando otro tema candente.

Enuncio algunas características, que cada uno tendrá que completar.

  1. La primera, la acabo de decir: es un dinamismo explosivo (puntual), que le da energía a un tema y después pareciera que la pierde, para volver a encarnarse en otro tema, con la misma carga pasional.
    1. Esta pasión, que tiene una carga futbolera y que se traslada fácilmente a la discusión entre “partidos” (tengamos en cuenta la palabra) políticos, se muestra exagerada si el objeto de la carga emotiva es “la cara de Francisco”.
    2. Aquí, el dinamismo extrapolado mostró la hilacha. No se puede discutir sobre una cara como se discute sobre un partido de fútbol (o una elección). Evidente que lo hacemos, porque le decimos al otro “pusiste una cara…”. Y con el Papa, como le sacan ráfagas de diez fotos por segundo grupos de entre diez y 100 fotógrafos (a veces más), desde distintos ángulos, quedan registradas “todas sus caras”. Lo cual tiene su ventaja en esto del “proceso” del que hablo. Porque con otras personas, uno se queda con “una cara” – “te ví el gesto”, decimos. No me lo niegues”. Con el papa están quedando registradas todas sus expresiones y eso, un caso único en el mundo, creo, le da historicidad al proceso.
  2. Esta historicidad (no puntual, sino parte de un proceso) de las caras, el poder ver todas las expresiones que tuvo en el encuentro, que fueron muchas y variadas (seriedad al primer contacto visual, expresión de atención respetuosa, deseo de mantenerse formal conteniendo las expresiones, sonrisas al introducir el presidente a su esposa, caras de circunstancia con los regalos, aprecio sincero ante el poncho de las tejedoras de Catamarca y la Cruz de Matará… etc., etc.,) hace ver la trampa de la “explosividad puntual” del proceso del que hablo.
    1. Cuál es la trampa? Es la de un recurso periodístico que utiliza el principio de que “la primera impresión es la que queda”. Los dos primeros tweets fueron de La Nación. A las 10:39: “El encuentro cara a cara entre Macri y Francisco duró 22 minutos”; el segundo tweet, a las 10:48 fue: “Hubo un clima serio en el encuentro”. Estas dos primera impresiones, junto a dos fotos con “caras”, imprimieron su sello a lo que luego quedó. Porque todo lo que se dijo después apareció como “intentos de explicar” que oscurecían. Por más que salieran otras fotos y que se mostrara que el tiempo estaba acordado. El punto es: este dinamismo periodístico, digamos, es verdadero: la primera impresión “queda”.
    2. Pero es solo eso: una impresión. Es posible “registrar” una cara y que quede la impresión de esa expresión. Ese dinamismo “vende”, porque permite seguir hablando. Pero luego se agota el tema. Y entonces? El periodismo pasa a otro. Y nosotros? Que nos metimos en una discusión sobre “impresiones”? Quedamos con mal sabor. Por qué?
  3. Porque creo que es algo sabido que el “dinamismo” que genera una foto tiene mucho de subjetivo. Como en esos tests que te ponen la misma imagen y cada uno ve algo que le resalta más y cuenta historias distintas (la suya). Uno, en esto, queda con mal sabor porque siente que le pusieron algo “objetivo” y uno se deschavó contando sus sentimientos, mostrando su bronca con los demás, su alegría revanchista, sus rencores acumulados… y toda una serie de cosas como las que aparecen en los comentarios de internet. El mal sabor es por sentir que nos dejamos usar por un mecanismo destinado a vender para expresar cosas que tenemos dentro no del todo elaboradas. Es curioso lo de una persona que mostraba dos fotos, una suya, llorando de alegría por la elección del papa y otra de un gesto del papa que la hacía enojarse mucho y sentirse “decepcionada”. El mal sabor viene de que nos sentimos que estamos actuando “por fotos”. Que nos tiran “fotos” de la realidad y nos hacen discutir, gritarnos, pelear. Incluso con los que queremos, en la propia familia y entre amigos!!!
  4. Qué podemos hacer? Eso lo veremos en “otro capítulo” que se llamará “opiniones sobre cómo opinar en la argentina de hoy”. Por hoy, basta con haber “sentido” la fuerza de este dinamismo “extrapolado”. Es decir, ni bueno ni malo, pero que es propio del que quiere causar impresión para vender noticias y desencadena estos mecanismos que dejan mal sabor cuando uno quiere interpretar los hechos políticos trascendentes, los encuentros entre grandes personalidades, las intenciones del corazón de un Papa Francisco, las preocupaciones de un gobernante que nos preside a todos por un período constitucional…

Baste con sentir que si cuando algo “explota” en internet y se “viraliza” nos contagiamos de su dinamismo (y lo volvemos “trending”) estamos en una dinámica “neutra” que devora videos curiosos de un perro que baila, memes ridículos de uno que ganó el oscar y sonrisas del papa. Una dinámica que a todo lo hace “objeto” de su necesidad de llenar esa “carencia” de novedades que todos tenemos y que mueve el mundo del espectáculo.

Tomar conciencia de que aunque todo esté en los medios no todo es “espectáculo” y hacer “resistencia interior” a ese dinamismo, deja buen sabor. Cómo se hace resistencia?

Veremos. A ver si se nos ocurre algo. Por ahí no. Por ahí no se puede.

Diego Fares sj

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.